Antes de iniciar un viaje, además de comprobar que tu auto se encuentra en las mejores condiciones, es importante que sepas dónde se encuentra ubicada la rueda de repuesto y las herramientas que podrías necesitar en caso de pinchazo. Y también aquella que sirve para quitar el tornillo antirrobo en el caso de usarlo, que siempre colocamos en algún rincón poco usual del auto.

A la hora de cambiar una rueda, la teoría nos la sabemos todos pero, en el momento de ponerse manos la obra, no resulta tan sencillo. Y es que pinchar una rueda del auto puede ocurrir en cualquier lugar, en una ruta sin tráfico o en una vía congestionada de tránsito, de día o de noche… Lo mejor es estar siempre preparado.

Te explicamos en 10 pasos cómo lograrlo con éxito:

1. Estacioná el auto en un lugar seguro, ponete el chaleco de emergencias y señalizá con los triángulos/balizas que tu auto está detenido. Siempre es conveniente ubicar el vehículo en un lugar con suelo firme y nivelado.

2. Buscá el gato, la tuerca de seguridad de los neumáticos y una llave de cruz, y dejalos a tu alcance.

3. Colocá el gato debajo de la base recomendada por el fabricante y asegurate de que el auto se mantenga firme ayudándote con la palanca. Ajustá el gato hidráulico, pero no levantés el auto.

4. Aflojá las tuercas del neumático con la llave de seguridad de las ruedas, pero no las quites del todo.

5. Levantá el auto con la ayuda del gato, hasta que el neumático pinchado quede totalmente levantado del suelo.

6. Terminá de aflojar las tuercas y retirá el neumático pinchado.

7. Colocá el neumático de repuesto (rueda de auxilio) y ajustá las tuercas, pero no las aprietes del todo.

8. Bajá el auto de modo tal que la rueda quede tocando el suelo para poder quitar el gato.

9. Ajustá las tuercas del neumático al máximo.

10. Guardá las herramientas y la rueda dañada dentro del auto. ¡Y listo!