A pesar de que siempre queremos conservar la pintura de nuestro auto como el primer día que lo compramos, las condiciones ambientales y el uso cotidiano terminan perjudicando el buen estado y apariencia de la pintura.

Si quieres mantener la pintura en buen estado, revisa estos seis consejos.

No usar paños en seco. Al tener poco tiempo, y con el afán de limpiar tu auto, es común que hayas utilizado paños secos para eliminar la suciedad; sin embargo, esta práctica termina siendo perjudicial, ya que crea pequeños arañazos en la pintura. Si no tienes mucho tiempo para lavarlo y ves que tu auto está lleno de polvo, es recomendable utilizar paños húmedos.

Lava tu auto con frecuencia. Si quieres conservar el brillo de tu auto y eliminar cualquier polvo externo que pueda maltratarlo, entonces se recomienda hacerle un lavado tradicional, al menos una vez cada dos semanas. En caso que no puedas lavar tu auto por falta de tiempo, siempre puedes dejarlo en algún centro de lavado, donde conseguirás un buen resultado y el mejor cuidado posible de tu vehículo.

Aplica cera en abundancia. Si buscas realzar los colores de tu auto y darle ese brillito de “auto nuevo”, entonces no puedes dejar de aplicarle cera. Cuando lo aplicas estás creando una capa artificial que protege la pintura de la humedad y el polvo. Puedes aplicarlo una vez al mes y verás cómo tu auto se mantiene en un excelente estado.

Aplica una buena pulida a la pintura. La pintura se va desgastando con el tiempo, por ello, aplicar una buena pulida va a eliminar los arañazos y revivir los colores de tu auto. Este es un trabajo que se debe hacer con mucho cuidado, ya que un mal uso de esta técnica puede afectar tu vehículo. Se recomienda dejar este trabajo para los profesionales y así evitar cualquier daño.

Elimina rápido los “restos de pájaros”. Si los pájaros deciden dejar “regalitos” en tu auto, saca un paño húmedo apenas puedas y limpia el área sucia; no esperes mucho tiempo, ya que al secarse será más difícil sacar los restos y podrás arañar la pintura de tu vehículo al intentarlo. Además, si dejas por un tiempo prolongado las heces de los pájaros en tu auto, ésta corre el riesgo de que la pintura sufra desperfectos por la acción de los ácidos.

Estaciona tu auto en garaje siempre que sea posible. Este punto es clave si quieres mantener en buen estado, no solo la pintura, sino también el interior de tu auto. Si está bajo sombra, la pintura de tu vehículo queda protegida de los rayos ultravioletas del sol y del polvo del ambiente, y así estarás evitando que la pintura se desgaste.

Además, es importante que tengas en cuenta al momento de lavarlo utilizar los productos adecuados como shampoo para autos, esponja, cepillos o trapos que sean 100% de algodón.