Las pastillas de freno tienen un papel primordial en el sistema de frenado, dado que son las que hacen presión contra el disco, frenándolo de esta forma. ¿Has comenzado a notar que las ruedas de tu auto hacen ruidos extraños cuando frenas? ¿Ha aumentado también la distancia de frenado de tu vehículo? Es posible que necesites cambiarlas.

5 consejos para detectar anomalías en las pastillas de freno

En primer lugar, decirte que un sistema de frenado es primordial a la hora de evitar accidentes, por lo que cada vez que visites el taller es recomendable que le digas al mecánico que haga una revisión de las pastillas de freno y los discos.

  1. ¿Necesitas hacer más fuerza de lo normal para frenar?

A veces notamos como el pedal de freno necesita de una mayor fuerza para frenar. Las pastillas de freno (o los discos) pueden estar dañadas y fallar en cualquier momento, por lo que deberás acudir al taller.

  1. ¿Notas vibraciones?

Otro síntoma de que las pastillas de freno necesitan cambiarse,  puede darse por un desnivel entre las ruedas o por los discos de freno.

  1. Ruido chirriante

Uno de los síntomas más habituales que nos indican cuándo cambiar las pastillas de freno es ese molesto ruido que se puede escuchar cuando las pastillas de freno han sufrido un desgaste progresivo en el tiempo.

  1. Mismo ruido chirriante tras cambiar las pastillas

Ese mismo ruido puede aparecer también justo después de cambiarlas debido a que las nuevas pastillas necesitarán sufrir un pequeño desgaste y acoplarse al sistema de frenado.

  1. ¿Pastillas de freno homologadas?

Cerciórate siempre que en el taller utilizarán pastillas de freno de calidad y totalmente homologadas. Algunos talleres buscan ahorrar costos con productos de menor calidad.

¿Cuándo cambiar las pastillas de freno?

Las revisiones periódicas nunca están de más, ya que depende de la forma de conducir de cada uno, las pastillas de freno pueden desgastarse antes o aguantar más tiempo en buen estado. Normalmente debe hacerse el cambio cada 10.000 km pero ante cualquiera de los síntomas que hemos nombrado anteriormente, deberás visitar a tu taller de confianza.
¿Ya revisaste los frenos de tu auto? No lo dejes estar.